Saltar al contenido
Chihuahueño

Enfermedades del chihuahua

Comparado con otras razas de perros, el chihuahua es una raza muy saludable con pocos problemas graves de salud, pero debemos de aprender a detectar si nuestro chihuahueño está en plena forma, o por el contrario sufre algún síntoma.

Algunas afecciones pueden aparecer debido un sobresfuerzo de nuestro chihuahua a la hora de jugar o hacer ejercicio, mientras que otras suceden por no recibir un cuidado adecuado.

Cómo detectar enfermedades en chihuahuas

Si bien hay diferentes síntomas que pueden presentarse cuando nuestro chihuahueño está enfermo, a continuación tenemos una lista con la que podremos comprobar si nuestro chihuahua está perfecto:

Temperatura: La temperatura corporal de un perro suele estar entre los 38ºC y 39ºC. Si nuestro perro tiene una temperatura superior a ésta deberíamos preocuparnos y solicitar atención veterinaria.

Ojos: El estado y el color de los ojos pueden indicar cambios en su salud. En muchos cachorros chihuahuas es normal que sus ojos lagrimeen, sin embargo habría que preocuparse si lagrimea de forma excesiva, sus ojos se enrojecen, se decolora alguna parte del ojo o si el perro intenta rascarse repetidamente.

Nariz: En la mayoría de los perros, su nariz cambiará entre fria y cálida y estará seca o húmeda a lo largo del día. Podemos preocuparnos si sufre secreción nasal o si le aparecen costras o grietas.

Orejas: No es raro que los chihuahuas tengan una infección de oídos o problema bacterial a lo largo de su vida. También tenemos que tener cuidado con los ácaros, y la acumulación excesiva de cera puede llegar a ser un problema si no le limpiamos las orejas. Las señales de problemas serían: el olor, el picor en las orejas, la acumulación de cera y el olor.

Respiración: La respiración con dificultad de nuestro chihuahua es un síntoma. Además el mal aliento también puede indicar un problema, normalmente relacionado con una infección bucal o dental.

Consejos para un chihuahua saludable

Espera antes de presentar al mundo a tu cachorro de chihuahua

Los cachorros no deberían de salir a ningún lugar público antes de ser vacunados. Si lo hacemos, estamos poniendo en riesgo a nuestro pequeño. Por ello, los veterinarios recomiendan esperar al menos dos semanas desde que se les ponen las vacunas para asegurarnos de que está completamente protegido.

Distribuye las comidas a lo largo del día

La raza chihuahua tiene un metabolismo muy rápido. Además, al ser tan pequeños no pueden comer grandes cantidades de una sola vez. Por ello es recomendable que coman al menos dos veces al día como mínimo.

Protege a tu chihuahua de los cambios de temperatura

Los chihuahuas son muy sensibles a los cambios de temperatura. Cuando hace mucho frío, debemos proteger a nuestro pequeño con ropa adecuada y botas o cera para sus patas. En días calurosos, utilizad el aire acondicionado para mantener la casa fresca, y cuando estáis afuera tomad descansos en la sombra y ofrece agua a tu chihuahua mientras descansa.

Los chihuahuas necesitan hacer ejercicio

Aunque pensemos que nuestro chihuahua corre suficiente por la casa, para mantener una vida saludable los dos elementos más importantes son una dieta equilibrada, y hacer ejercicio a diario. Sacar a pasear a nuestro chihuahua durante 20 o 30 minutos al día puede ser muy beneficioso para él tenga la edad que tenga.

Cuida su limpieza bucal

La limpieza bucal y el cepillado es una parte fundamental del cuidado de nuestro chihuahua. Al igual que en las personas, un cepillado frecuente ayuda a mantener a raya la placa dental. También es recomendable hacerle una revisión anual en su veterinario. Si no cuidamos la salud bucodental de nuestro chihuahua con el tiempo pueden llegar a producirse infecciones que pueden afectar al torrente sanguíneo, provocando pérdida de dientes entre otras enfermedades.